Seguimos con la Gran Manzana. Si el lunes dijimos que Nueva York es una ciudad llena de energía después de unos días en ella, necesitamos también recuperar la que nos hemos dejado por el camino.
Y los neoyorkinos lo saben y muestra de ello es que tienen por toda la ciudad lo mejor para relajarte y recuperar fuerzas para poder seguir disfrutando y descubriendo.En el Trump SoHo New York en Spring St. podrás encontrar dos plantas con todo lo que necesites para desestresarte. Tres Spa Suites, hammams para hombres y para mujeres y lo último en tratamientos faciales: Kate Somerville. Además sus terapías con piedras preciosas como el masaje purificante de esmeraldas, el masaje calmante de Zafiros o el de diamantes y el de rubíes son lo último.

Si lo que más te gusta son los tratamientos faciales y quieres desintoxicar tu piel y cara de la congestión de Nueva York pásate por SkinCareLab también en el barrio del SoHo y donde puede que mientras esperas te encuentres con alguna de las chicas de Sexo en Nueva York.

Para lo último en vinoterapia, The Plaza Hotel cuenta con un spa dedicado a las propiedades del vino: El Caudalíe Vinotherapie Spa. La uva te ayudará a combatirla huella de la edad y si te apetece, también podrás hacer alguna cata.

Un spa donde dejar que te mimen y donde disfrutar de un masaje excelente es el Oasis Day Spa aunque si prefieres un circuito de hidroterapia más lujoso pásate por el exclusivo Mandarin Oriental New York que con sus increíbles instalaciones es uno de los más elegantes de la ciudad y donde además puedes probar un menú de Spa Cuisine!

En el Great Jones Spa dicen que son el mejor Day spa de la ciudad, una de sus misiones es la de inspirar salud y felicidad a cada uno de sus clientes… genial también su juice Bar.

Descubre The Surrey spa donde podrás soñar, renovarte y revitalizarte probando alguna de sus Experiencias Revival y donde podrás probar sus exclusivas líneas cosméticas como Darphin o la australiana Ly’tya creada para devolverle al cuerpo el equilibrio que pierde en el día a día.

Y para terminar, revitaliza tu mente y cuerpo desde dentro con un menú vegetariano lleno de propiedades depurativas y energéticas como el de Dirt Candy.

Y aunque creas que es imposible descubrir tantos sitios o digerir tantas ideas, no te preocupes, Nueva York es una ciudad para volver las veces que haga falta! Así que, Relax!